Select Page

La necesidad de suscribir un contrato con tus hij@s para el uso del móvil

La necesidad de suscribir un contrato con tus hij@s para el uso del móvil

Catalina Echeverry hoy es la protagonista de el blog, nos habla de la importancia de suscribir un contrato con nuestros hij@s que tenga como objeto el uso responsable de su teléfono móvil.

El uso del móvil es un tema por el que a través de las diferentes redes sociales, me habéis planteado como tema a tratar en el blog. Y pensé enseguida en Catalina como la persona más adecuada para hablaros de este tema, es una verdadera experta en la materia y os recomiendo que visitéis su blog, allí aprenderéis mucho del mundo digital y nuestr@s hij@s. Yo tengo la suerte de contar con Catalina entre mis amistades y hace tiempo que la sigo y la leo, voy a presentárosla por si no la conocéis.

catalina-echeverry

 

Según datos del INE, más de la mitad de los niños de 11 años ya cuentan con su primer dispositivo móvil con acceso a Internet. Estemos o no de acuerdo con la decisión que ha llevado a los padres y madres de estos niños a dar un smartphone a un niño de esta edad, si sería importante, plantear algunas normas de uso seguro y responsable de ese dispositivo. Para ello existe la figura del “contrato de uso padres e hijos”.

Por qué un contrato de uso

En la medida en que nuestros hijos crecen, llegan a preadolescencia y pasan a la adolescencia van haciendo nuevas incorporaciones a sus responsabilidades, les vamos dando más alas y les dejamos tomar más decisiones por sí mismos. Sin embargo, temas como su salud y su seguridad siguen siendo totalmente responsabilidad nuestra como padres y tutores legales.

Un contrato o acuerdo de uso, es una herramienta muy eficaz para poder continuar ejerciendo esa parentalidad responsable y tutoría legal, dejando que nuestros hijos asuman de forma controlada las responsabilidades que supone el uso de un smartphone.

Tener un dispositivo con conexión permanente a Internet es una inmensa responsabilidad. Implica ser conscientes de las consecuencias de un uso inapropiado, conocer los posibles riesgos, entender la importancia de la identidad digital y de la etiqueta y normas de conducta en Internet.

Garantizar que nuestros hijos saben (y que nosotros mismos también conocemos todo lo anterior) es nuestra responsabilidad, pero si ya estamos dejándoles tener a ellos un móvil, significa que están también en posición de asumir parte de esas responsabilidades.

Los acuerdos o contratos ayudan a evitar conflictos posteriores, plantean las reglas claras y permiten ir ajustando las normas a medida que nuestros hijos van demostrando que asumen sus responsabilidades. Como decían los abuelos: Las cuentas claras y el chocolate espeso, y todos tan contentos.

Límites claros y consensuados para un uso responsable

El contrato o acuerdo de uso nos permite a los padres negociar los límites que consideremos necesarios (cada hogar tendrá los suyos) sobre el uso de ese nuevo dispositivo que ha entrado en nuestros hogares, y que ahora está en manos de nuestros hijos. Por otra parte, también las normas de uso y el cumplimiento de los protocolos de seguridad y

Algunos de los límites y normas que sugerimos, quienes nos hemos de algún modo especializado en el tema del uso responsable y seguro de Internet por parte de los menores, son:

  • Normas de respeto a la dignidad y privacidad propia y de terceros.
  • Limites en el tiempo/espacio de uso. Para evitar caer en el uso excesivo o en que se convierta en un elemento que interrumpa otras actividades, como por ejemplo las cenas familiares.
  • Normas para la descarga y utilización de apps y redes sociales (recordemos que las rrss tienen una edad mínima que es recomendable siempre respetar)
  • Acceso a las contraseñas por parte de los padres con el límite del respeto a la privacidad a la que tienen derecho los menores.

Contrato revisable y modificable

La idea de los acuerdos o contratos de uso de dispositivos digitales es que se puedan revisar y ajustar según se vaya viendo en el tiempo. Al tener un contrato, ya hay una base desde la cual partir para hacer un análisis sobre si el menor está cumpliendo o no con sus responsabilidades con el nuevo dispositivo, y poder tomar las decisiones pertinentes, ya sea para renegociar los límites y normas, para establecer unos nuevos.

Aquí podréis descargar algunos ejemplos de contratos, desde el que propone la policía nacional, a otros más puntuales para niños y adolescentes diseñados por la asociación Undestood.

Recordad que de nosotros depende que nuestros hijos tengan la información adecuada y clara para que puedan hacer un uso responsable y seguro de sus dispositivos.

Gracias Teresa por prestarme este pequeño rincón de tu espacio, para llegar a más padres y madres con este mensaje. A veces nos sentimos perdidos por creer que nuestros hijos son más hábiles o saben más que nosotros sobre esto de los móviles y las tablets, pero no debemos olvidar que somos nosotros los que les podemos dar las bases morales y éticas para hacer un buen uso de ellos.

Un abrazo a todos, espero que haya sido de utilidad.

 

Si te ha gustado el post de hoy no dejes de visitar la web de Mamá También Sabe, allí vas a encontrar contenido muy interesante y que te servirá mucho para la educación digital de tus hij@s.

Sugerir un tema

¿De qué tema te gustaría que hablará en el blog?Rellena el formulario que aparece abajo y pronto verás tu tema en el blog.





Quién soy


mum-and-teen-perfil



Soy Teresa, la persona que esta detrás de este proyecto, en el que pretendo mostrarte el lado positivo de la adolescencia, a través de mi experiencia como madre de 3 hijos, 2 de ellos en plena adolescencia… ¿Quieres conocerme mejor?

Te espero en

Tweets Recientes